Página personal de Alfredo Gómez Cerdá

Archivo de Mayo de 2011

Doce respuestas

Domingo, 29 de Mayo de 2011

y para que sirve un libro
Esta entrada está directamente relacionada con la anterior. “¡¿Y para qué sirve un libro?!” es el título de mi último libro, que acaba de salir a la venta. Antes de nada, conviene aclarar una cosa: no se trata de un ensayo sobre el libro o la lectura. ¡No! Como mis lectores saben, lo mío es la ficción literaria, y ese es el terreno de esta nueva obra. El libro lo componen doce relatos que responden a la pregunta del título. Relatos que descubren cosas soprendentes, como por ejemplo que un libro sirve para perder el Tour de Francia, para llegar a tiempo a la boda de una hija, para tener trillizos, para reparar un error médico, etc. Literatura, sin más.

Lo he escrito durante tres años, lo que no quiere decir que haya tardado tres años en hacerlo. Como nunca comento mis libros, solo diré que es un libro diferente a los demás, lo cual me agrada. Espero que que agrade también -por otros motivos- a los lectores.

¡¿Y para qué sirve un libro?!

Miércoles, 18 de Mayo de 2011

para que sirve un libro

Hace tiempo que quería poner una entrada en este Falso Diario con este título. La pregunta, por motivos que algunos ya sabrán y otros descubrirán en breve, me daba vueltas y vueltas por la cabeza. Un libro, evidentemente, sirve para leer; pero esa no era la cuestión. Se trataba de preguntarse para qué puede servir un objeto compuesto por un taco de papeles escritos, encuadernados, con tapas, cortados a la misma medida, etc. Sin duda, muchas pueden ser las respuestas. Yo encontré doce, aunque descarté alguna más. Descubrí, por ejemplo, que un libro sirve para perder el Tour de Francia, para llegar a tiempo a la boda de una hija, para que tu empresa te traslade a Medellín, para pintar la casa, para salvarte la vida, para evitar un error médico… ¡Sorprendente todo! Lo he escrito durante tres años, poco a poco. ¡Ah! Por cierto, en ningún momento me pregunté para qué sirve escribir un libro. Esa también es otra cuestión, no menos interesante, por cierto.

Mirones, os propongo que sigáis respondiendo a la pregunta del encabezamiento en este espacio. No la lectura, no la escritura, sino ¿para qué sirve un libro?