Estadio olímpico de Pekín | Alfredo Gómez Cerdá

Pekín

No sé por qué lo abrí. Era uno de esos correos que de repente aparecen y que, por lo general, te remite alguien conocido. Yo he avisado ya a todos mis conocidos que no suelo abrir estos correos y que directamente los envío a la papelera. Sí, ya sé que algunos contienen fotografías preciosas…